Mundo Pau

febrero 17, 2009

Gestión economómica. Los indicadores económicos.

Filed under: ganaderia — Perdigue @ 19:39

La actividad ganadera es al fin y al cabo una actividad económica, es decir que salvo excepciones (aunque parezca que la excepción se convierta en la norma últimamente), busca la recompensa económica como incentivo para continuar la producción, lo que no impide que en muchos casos la maximización de ganancias económicas no sea la primera prioridad del ganadero. Por otra parte, hay que dejar claro que una alta eficiencia económica no siempre implica costes bajos, alta producción o máxima eficiencia biológica.

La eficiencia económica cambia continuamente en función de las fluctuaciones en los precios y los costes de producción. Por tanto, es imposible definir un óptimo económico permanente y se hace necesario manipular y cambiar las partes biológicas del sistema siguiendo los cambios en el ambiente económico para mantener la mejor respuesta económica posible en cada momento.

En la actividad pecuaria, como resultado del proceso de producción se generan tres categorías de productos (ingresos o capital):

  1. Los que se venden directamente; son los productos que salen del sistema y producen un ingreso monetario utilizable para comprar nuevos recursos.
  2. Los auto-consumidos por el propietario; los productos consumidos por el dueño y su familia deben ser considerados como ventas, aunque no se perciban como pagos efectivos (a esto se llama coste de oportunidad). Este aspecto es importante a la hora de evaluar la rentabilidad económica de pequeñas granjas cuya finalidad principal es la subsistencia; el hecho de que no haya muchos excedentes para venta no implica ineficiencia económica.
  3. El cambio de inventario; este apartado representa un producto importante que es de naturaleza “invisible”, pocas veces el ganadero lo valora pues considera la reposición como una necesidad, no como un apartado contable; en el caso de la ganadería, el cambio de inventario es especialmente significativo porque los números y los diferentes animales presentes en la finca cambian a lo largo del año. El cambio de inventario se puede calcular contabilizando el número y clase de ganado existentes al principio y al final del año y considerando el valor promedio de cada clase durante el año.

Pero una explotación ganadera no solo tiene ingresos tambien tiene costes, estos se pueden agrupar en dos grandes grupos, fijos y variables, y su definición depende totalmente del propósito del análisis.

  1. Los costes variables o directos son los afectados directamente por el flujo asociado a la producción, de manera que si no existe producción, tampoco hay coste variables. En esta categoría generalmente se consideran los alimentos, los productos y servicios veterinarios, los combustibles y energía, la mano de obra extra, etc.
  2. Los costes fijos son aquellos que hay que acometer obligatoriamente, que están desligados del nivel de producción y cuyo flujo es permanente. Normalmente se incluye en esta categoría, la mano de obra fija, las amortizaciones o depreciaciones, los gastos financieros, impuestos, mantenimiento de infraestructuras, costes de administración, etc.

En la próxima lección explicaremos algunos indicadores económicos.

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: